Creación de Sitios Web Adventistas

El principio fundamental para la construcción de su página web es pensar en lo que las personas buscan y en lo que les interesaría encontrar allí.

Lo que la organización desea comunicar (quiénes somos, misión, visión, nuestro fundador, lo que hacemos), no es siempre lo que los visitantes quisieran saber.
.
Desarrolle el contenido enfocado en el visitante y no en la organización. Las personas pasarán mucho menos tiempo en su página del que usted quisiera o espera. Para que las páginas web sean efectivas, deben funcionar con sólo echarles un vistazo.

Creando Sitios Web Adventistas

1. Brinde contenido relevante

Lo más importante es que su página provea información de valor e interesante para quienes la visitan. Que encuentren recursos, material educativo no solo respecto a lo que su organización puede hacer por él, sino respecto a su necesidad.

Cuando alguien llega a su página web está buscando resolver algo, quiere conocer argumentos que le permitan entender por qué debiera trabajar con usted. 

2. El Home (página inicial o index) debe ser atractivo para cualquier tipo de visitante

No importa la diversidad de intereses de los visitantes, el Home debe tener la información que cada persona está buscando. Es un acceso con múltiples compartimentos que llevarán a cada tipo de contenido al interior de su página.

Algo obvio pero frecuentemente pasado por alto en el Home es explicar de qué se trata la página. Oriente a las personas sobre qué encontrará.

3. Garantice la usabilidad

Usabilidad significa que algo funciona bien. Que una persona con conocimiento y habilidad promedio, o incluso menor al promedio, pueda usarlo. Este principio aplica incluso para una página web, un taladro o un horno microondas.

Hay una regla fundamental de la usabilidad: si algo requiere una gran inversión de tiempo -o parece que requiere-, es poco probable que sea usado.

A la mayoría de personas no nos interesa saber cómo funcionan las cosas, mientras podamos usarla. De hecho, piense en cuándo fue la última vez que leyó un manual de instrucciones.

4. La información debe ser obvia

Para el navegante, las instrucciones deben ser claras. Dónde debe dar click; en qué campo se ingresa la información; en qué lugar del sitio se encuentra. Las cosas deben ser evidentes, no debe exigir ni un segundo de pensamiento.

En el peor de los casos, si no puede hacer una página evidente, por lo menos debe hacerla explícita. Es decir, que sino salta a la vista, por lo menos la gente logre leer y comprender.

Tendemos a pensar que las personas van a recorrer nuestra página por completo, que evaluarán las opciones y tomarán la mejor decisión. Incorrecto. Las personas escanean rápidamente y hacen click donde consideran que está la información que les interesa. Es más un proceso de prueba y error.

5. Sea conciso

Omita palabras y frases innecesarias. Sea concreto en la idea.

Hay una regla interesante: elimine la mitad de las palabras en cada página, luego elimine la mitad de lo que queda. Un mensaje vigoroso es conciso.

Eliminar las palabras que nadie va a leer tiene varios beneficios: reduce el ruido en cada página, hace la información útil más prominente, y hace las páginas más cortas, permitiendo a los usuarios ver más en un solo vistazo.

6. Incluya barras de navegación laterales u horizontales

Además de ofrecer una estructura entendible para los motores de búsqueda, le permite al navegante saber dónde se encuentra en un momento determinado. Le permite explorar y dirigirse a otros recursos sin perderse en el proceso.

Los nombres de las páginas de destino deben coincidir con lo que la persona le dio click. Si los nombres no coinciden puede pensar que está en el lugar equivocado, frustrarse e irse.

Usualmente las personas no exploran el home como punto de inicio, al contrario pueden “aterrizar” como resultado de haberle dado click a un enlace en un blog o en otro tipo de búsqueda. No asuma un recorrido lógico por su página.

7. Palabras clave

Un importante criterio para los buscadores como Google es la coincidencia que exista entre las palabras que un usuario ingrese en la caja de búsqueda y el contenido dentro de una página web relacionada.

Esto quiere decir que si las personas buscan por ejemplo “Iglesia Adventista”, estas palabras deben aparecer al interior de las páginas de las Iglesias Adventistas, para que Google las considere relevantes.

8. Hágale seguimiento con Google Analytics

Google Analytics es una herramienta gratuita que le permite conocer diferentes estadísticas de navegación y visita a su página web.

Entre otras cosas, saber cuántas personas lo están visitando diariamente, qué parte de su página están navegando más, de que ciudad o país lo están visitando, y de qué enlaces vienen redireccionados.

Es una forma de medir su progreso con la evolución del número de visitas.

9. Cree una clara estructura visual

Diseñe una jerarquía visual. Lo más importante debe ser lo más predominante a la vista. Texto en tamaño más grande, en negrilla o resaltado. Las subdivisiones van indentadas o con viñetas para expresar derivación.

Utilice convenciones ya reconocidas o de fácil asociación. Un carro de compras indica que se puede comprar en línea; un texto subrayado indica un enlace; que el cursor se ponga en “manito” significa que el objeto es clickeable; los botones a oprimir están en relieve. Apéguese a los códigos preestablecidos en la mente de los usuarios.

10. Observe páginas buenas

Siempre este atento a páginas famosas o de "buen parecer", pero no las copia, mejore los diseños observados y aplíquelos a su sitio.

Eso no es plagio, los buenos diseñadores siempre están pendientes de su entorno y se mueven con las tendencias.

Comments