Noticias‎ > ‎

Marcha pacífica: Exaltando valores espirituales y 19º festival de bandas de paz

publicado a la‎(s)‎ 5 oct. 2017 14:00 por UnionElSalvador   [ actualizado el 9 oct. 2017 9:48 ]
Del Golfo a la Capital

Es la madrugada del 24 de septiembre y está lloviendo, pero eso no impide que niños, jóvenes y adultos se levanten a prepararse para una larga y excitante jornada. Su incentivo es participar de un desfile en la ciudad capital en el que se unirán a cientos de miembros de la iglesia Adventista para marchar por las calles y presentar mensajes de paz en contra de la violencia.

Como un ejemplo de la experiencia que los niños y adolescentes viven conocimos el caso de un grupo de 15 estudiantes quienes partieron del cantón Playas Negras, una comunidad rural ubicada en el municipio de Conchagua, en el departamento de La Unión, al oriente del país.

En medio de la oscuridad y bajo la lluvia, les era necesario iniciar su viaje cuando el reloj marcaba las 2:00 de la madrugada. Sería un viaje de aproximadamente 450 kilómetros; pasando por caminos llenos de curvas peligrosas, donde con relativa frecuencia se encuentran deslaves de barro y piedra, con tramos en los que la densa neblina dificulta el transitar.

Entre sonrisas y miradas somnolientas iniciaron su viaje el 24 de septiembre. Su destino era la plaza de las Américas en San Salvador, ahí viaja Sergio Díaz a quien cariñosamente llaman "Checho". Es un estudiante de 5to grado y junto a sus compañeros anhelan hacer su sueño realidad y participar de un desfile por una importante calle en San Salvador y posteriormente del 19º festival de bandas de paz de los colegios adventistas, que en este 2017 tuvo como eslogan: “Exaltando Valores Espirituales”.

Para los estudiantes, maestros y padres de familia, año con año se presenta el desafío de involucrase en los actos cívicos a través de las bandas de paz. Esto exije una inversión en la que la pobreza nacional afecta a tal grado, que en el caso del colegio Adventista Playas negras los padres de familia deben hacer el esfuerzo de comprar instrumentos musicales para sus hijos y también contratar a un instructor que les enseñe algunas marchas musicales.

Son horas y horas de ensayos las que viven los miembros de las bandas de paz, quienes tienen como requisito cumplir con la disciplina de la institución, mantener buen nivel académico y ejecutar melodías cristianas que prediquen del amor de Dios. 



Marcha pacífica: Exaltando valores espirituales y 19º festival de bandas de paz

A las 7:30 de la mañana del 24 de septiembre inició el desfile que recorrió el paseo General Escalón con más de 10,000 miembros de la iglesia Adventista del Séptimo día, quienes caminaron casi 3 kilómetros portando rótulos que invitaron a evitar cualquier tipo de violencia física o verbal y motivando a la población a combatir el mal que genera una agresión con el amor que nos enseña Cristo Jesús.

Aventureros, Conquistadores, Guías Mayores, Ancianos de iglesia, representantes del Ministerio de la Mujer, Alumnos y maestros de los 23 colegios adventistas, junto cientos de miembros de iglesia participaron de la marcha pacífica mientras fueron acompañados por el sonido de tambores, redoblantes e instrumentos de viento metal de 13 bandas de paz.   A su paso mostraban rótulos con mensajes de paz, perdón y amor mientras entregaban revistas Prioridades y libros del Camino a Cristo a las personas que transitaban por la zona. Fue una fiesta que terminó en la plaza Las Américas, conocida también como el Monumento al Salvador del Mundo, en donde se desarrolló el 19º festival de Bandas de Paz de los Colegios Adventistas.

Me siento feliz dijo el pastor Abel Pacheco, presidente de la iglesia adventista en El Salvador por el apoyo de nuestros miembros de iglesia y las instituciones educativas al apoyar esta marcha pacífica por las calles de San Salvador. Hoy hemos dado un paso hacia adelante en la promulgación del evangelio de Cristo y motivar el uso de valores entre los habitantes del país. Necesitamos hacer uso del respeto, amor, fidelidad, honestidad, entre otros. Debemos proclamar más fuerte las buenas nuevas de salvación y a través de la fuerza de la juventud y otros departamentos de nuestra iglesia lo hemos demostrado hoy.

También el representante de la alcaldía del departamento de San Salvador: Federico Anliker se pronunció con un mensaje en el que felicitó a la iglesia y nos desafió a realizar de manera constante este tipo de actividades, con el propósito de mantener a la sociedad alejada de costumbres que degradan y dañan la convivencia de los salvadoreños.

Alabamos el nombre de Dios por la oportunidad que como iglesia tuvimos de unirnos y pronunciarnos positivamente en las calles. Deseamos que Dios bendiga grandemente a cada miembro de la iglesia Adventista en El Salvador y que la práctica y enseñanza de valores y principios morales exalte a Cristo por sobre todas las cosas.


Comments